¿Pueden los perros comer fresas? Esto es lo que dicen los veterinarios - Mon Wellness

¿Pueden los perros comer fresas? Esto es lo que dicen los veterinarios

La comida y el mejor amigo del hombre.

La mayoría de las frutas y verduras son seguras para los perros, con moderación. Y permitirle a su perro un poco de diversidad en su dieta al darle frutas o vegetales ocasionalmente puede ofrecer ventajas nutricionales.

Pero algunas de las frutas y verduras más saludables pueden no ser buenas para los perros. Entonces, ¿qué pasa con las fresas?

Esta fruta tiene un gran sabor en un bocado pequeño. También es rico en varias vitaminas y minerales, así como en antioxidantes o compuestos que ayudan a prevenir el daño a las células.

Pero algunos productos con sabor a fresa contienen ingredientes que pueden causar problemas a los perros, como productos lácteos y azúcar o edulcorantes añadidos.

Esto es lo que los expertos quieren que sepas acerca de alimentar a los perros con fresas, incluso si es seguro y si hay buenas razones para comenzar a alimentar a tu amigo peludo con esta fruta.

¿Por qué algunos alimentos son tóxicos o peligrosos para los perros?

Algunos alimentos contienen compuestos que los perros no pueden descomponer adecuadamente, lo que puede causar síntomas digestivos. Otros alimentos tienen toxinas o sustancias que pueden dañar las células sanas.

En algunos casos, un alimento puede no ser seguro porque un perro puede atragantarse con partes del mismo o porque el alimento puede dañar partes de la garganta o del tracto digestivo.

Dependiendo de la comida, la cantidad que come un perro también puede afectar el daño potencial. (Volveremos a eso.)

¿Pueden los perros comer fresas?

Las fresas no son tóxicas para los perros. Entonces, en general, los perros pueden comer fresas compradas en tiendas, mercados o recolectadas en la naturaleza.

Pero según los expertos, lo mejor es alimentar a los perros solo con fresas crudas, no con alimentos con sabor a fresa.

La fruta cruda no contiene azúcar añadida, grasa ni otros ingredientes que un perro no pueda digerir o tolerar bien. No se puede decir lo mismo de los productos con sabor a fresa.

También es importante recordar que las frutas contienen fructosa o azúcares de frutas. Las fresas, en particular, son bastante altas en azúcares de frutas, lo que significa que también tienen más calorías que otras frutas menos dulces.

¿Cuánto debe comer un perro?

Según los expertos, lo más seguro es darles a los cachorros frutas como fresas en pequeñas cantidades como golosinas para perros.

También es importante tener en cuenta el tamaño del perro al determinar la cantidad de golosina que se les debe dar a los perros. Los perros grandes generalmente pueden tener porciones más grandes, mientras que los perros más pequeños comen porciones más pequeñas.

“Lo más importante es que su mascota debe obtener la mayor parte de su nutrición de su dieta regular”, dice Tina Wismer, DVM, directora sénior del Centro de Control de Envenenamiento Animal de la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals, ASPCA).

“Los refrigerios deben equivaler a no más del 5 por ciento de su ingesta calórica diaria, así que mantenga las porciones pequeñas”, dice ella.

bulldog ingles pidiendo comida

Carol Yepes/imágenes falsas

¿Las fresas son buenas para los perros?

Las fresas pueden ser pequeñas, pero contienen una gran cantidad de beneficios para la salud tanto para las personas como para los cachorros. Algunas de las vitaminas, minerales y otros nutrientes importantes más abundantes que se encuentran en las fresas incluyen:

Vitamina C

La vitamina C es vital para un sistema inmunológico fuerte. También puede contribuir a la producción de colágeno, fibras conectivas que sostienen la piel y ayudan en la cicatrización de heridas. Y eso no es todo: la vitamina también ayuda a su cuerpo a absorber el hierro de los alimentos de origen vegetal.

Fibra

La fibra te ayuda a sentirte lleno por más tiempo porque lleva más tiempo digerirla. Y a medida que se digiere, la fibra soluble (digerible) forma una sustancia similar a un gel que ayuda a llenar el tracto digestivo, ayudándolo a sentirse lleno por un período de tiempo más largo después de comer.

Eso hace que la fibra sea ideal para los cachorros que necesitan perder peso: no tendrán que comer tantas calorías para sentirse satisfechos y mantenerse llenos.

La fibra también ayuda a controlar los niveles de azúcar y colesterol en la sangre.

Potasio

Este mineral se utiliza en casi todos los procesos corporales. El potasio es importante para una función saludable del corazón y los riñones, la comunicación de las células nerviosas y la contracción muscular.

folato

El cuerpo usa folato para ayudar a producir material genético como el ADN. Pero también requiere folato (vitamina B6) para que las células crezcan y se dividan correctamente.

Antioxidantes

Las fresas contienen varios antioxidantes, incluidos taninos, antocianinas, flavonoles, ácidos fenólicos y ácido ascórbico. Los antioxidantes ayudan a prevenir que las células del cuerpo sufran daños causados ​​por los radicales libres, moléculas que son un subproducto del cuerpo que convierte los alimentos en energía.

La exposición a los radicales libres también ocurre en el medio ambiente, por ejemplo, a través de la contaminación del aire, el humo o los rayos ultravioleta del sol.

Comer antioxidantes y fruta fresca con regularidad puede ayudar a retrasar el proceso de envejecimiento y mejorar la salud del sistema inmunológico. Los antioxidantes también pueden ayudar a reducir la inflamación y el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer.

Ácido málico

Las fresas contienen una enzima llamada ácido málico, que puede ayudar a blanquear los dientes de un perro. El ácido málico también aumenta la producción de saliva, lo que puede ayudar a prevenir la boca seca y reducir el riesgo de cáncer de boca.

Otros beneficios de alimentar a los perros con fresas

La veterinaria Barbara Hodges, DVM, directora de defensa y divulgación de la Asociación Médica Veterinaria de la Sociedad Protectora de Animales, dice que le resulta trágico que algunas mascotas coman la misma comida todos los días.

“Algunos clientes dicen que sus perros no comen adecuadamente”, dice ella. “Lo primero que pregunto es, ¿pero comerán golosinas? ¿Qué hay de tu comida?

Si la respuesta es sí, es probable que el perro esté harto de la misma comida.

“Todos buscamos la novedad”, dice ella. “Y la variedad realmente es la especia de la vida”.

El Dr. Hodges recomienda rotar los alimentos dentro y fuera de la dieta de un perro cada pocas semanas para brindarles a los perros una nutrición más variada. También puede hacer que los perros deseen o disfruten más de sus comidas o golosinas.

¿Pueden los perros comer hojas de fresa?

Técnicamente hablando, las hojas, tallos y otras partes de las plantas de las fresas no son tóxicas para los perros, pero podrían causar otros problemas.

“Los perros no deben comer ninguna parte de la planta que no sean las bayas: hojas, tallos, simplemente es innecesario”, dice el Dr. Hodges. “Son prácticamente indigeribles. Los tallos y otras partes duras o afiladas también pueden dañar el GI. [gastrointestinal] tracto.”

¿Pueden los perros comer helado de fresa?

Los expertos dicen que el helado y los perros no se mezclan. Al igual que muchos humanos, los perros generalmente son intolerantes a la lactosa hasta cierto punto. Esto significa que tienen dificultades para digerir la lactosa, un tipo de azúcar que se encuentra en los productos lácteos.

¿Por qué los perros son intolerantes a la lactosa?

Los cachorros producen niveles más altos de lactasa, la enzima que descompone la lactosa en el cuerpo.

Los perros producen mucha menos lactasa después del destete de la leche materna. Por lo tanto, la mayoría de los perros adultos experimentarán algunos problemas digestivos leves y temporales, como diarrea, vómitos, gases y dolor de estómago, después de comer helado.

Algunos perros también pueden ser alérgicos a las proteínas de la leche u otros ingredientes a los que estuvo expuesto el helado durante el procesamiento.

Otras razones para no dar helado a los perros

El helado contiene mucha azúcar y grasa, especialmente grasas saturadas. Esto puede contribuir al aumento de peso y la obesidad, lo que aumenta el riesgo de diabetes.

Alimentar a los perros con alimentos con demasiada grasa o azúcar puede provocar una inflamación del páncreas (pancreatitis) que puede llevar a su mascota al hospital, dice el Dr. Wismer.

Alternativas a los helados

Si bien el helado puede no ser el mejor regalo para los perros, los expertos dicen que las fresas congeladas y cortadas pueden ser un refrigerio excelente y refrescante.

El American Kennel Club (AKC) también recomienda darles a los perros alternativas de helado como regalo. Pruebe la “crema agradable”, que consiste en plátanos maduros congelados mezclados.

Algunos helados aptos para perros también están disponibles en tiendas especializadas, cafés para perros, en línea e incluso en algunas tiendas de comestibles.

¿Pueden los perros comer yogur de fresa?

El Dr. Hodges dice que un yogur es una opción saludable para los perros que pueden tolerarlo. El yogur es más fácil de digerir para los perros y las personas porque el proceso de fermentación contiene bacterias que descomponen parte de la lactosa del producto. Estas bacterias, llamadas probióticos, también pueden ayudar a mejorar la digestión.

Pero siempre quédese con yogur natural con cultivos vivos, agrega. Los yogures con sabor tienden a tener mucha azúcar y edulcorantes artificiales potencialmente dañinos, como el xilitol.

Alimentos con sabor a fresa que debes evitar

Según los expertos, cuando se trata de alimentar a los perros con fresas, apégate a la fruta cruda, fresca o congelada.

“No alimente con frutas que han sido azucaradas o envasadas en almíbar, porque esto agrega aún más azúcar y calorías y anula el propósito de alimentar con una golosina ‘saludable’”, dice Jerry Klein, DVM, director veterinario del American Kennel Club. .

“Más importante aún, algunas bayas enlatadas o endulzadas pueden tener edulcorantes artificiales, como el xilitol, que es tóxico para los perros”, dice.

El Dr. Hodges agrega que debe evitar las bayas en conserva, secas u otros tipos de bayas procesadas porque no está claro exactamente cómo se hicieron y qué contienen o a qué se expusieron.

Los jugos de frutas también contienen más calorías y azúcar que las frutas simples, sin los beneficios nutricionales.

Consejos para alimentar a los perros con fresas de forma segura

“Las bayas se deben dar a las personas tal como están: lavadas para enjuagar la suciedad o los productos químicos y cortadas en rodajas apropiadas para el tamaño del perro para evitar cualquier posible peligro de asfixia”, dice el Dr. Klein.

Es posible que los perros muy pequeños necesiten triturar o hacer puré de fresas. Retire los tallos o las partes no comestibles de la fresa antes de darle fresas a un perro.

Los expertos dicen que los perros deben ser introducidos gradualmente a las fresas para asegurarse de que no tengan reacciones negativas.

“Siempre comience cualquier alimento nuevo para su perro lentamente durante unos días para ver si su perro tiene algún problema gastrointestinal o reacciones alérgicas, como rascado intenso o picazón”, dice el Dr. Klein.

Alimentos peligrosos para perros

Desafortunadamente, los perros no pueden comer todo lo que comen los humanos, al igual que los humanos no pueden comer con seguridad todo lo que hacen los perros.

Aquí hay una lista de alimentos que no son seguros para los perros, según el consejo de expertos y las recomendaciones de organizaciones autorizadas de animales:

  • hongos
  • uvas y pasas
  • espárragos
  • cebollas y puerros
  • ajo
  • chocolate
  • cafeína
  • palta
  • aceites de cocina o mantequilla
  • la mayoría de los condimentos y la sal
  • cerezas
  • Tomates
  • caramelo
  • goma
  • alcohol
  • saltos
  • nueces de macadamia, nueces y almendras
  • masa de levadura
  • patatas
  • Semillas, huesos, núcleos, pieles, hojas y tallos de plantas y frutas.

A continuación, comprueba por qué mirar a tu perro a los ojos se siente tan bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published.