8 maneras de ser más optimista y por qué beneficiará su salud - Mon Wellness

8 maneras de ser más optimista y por qué beneficiará su salud

Adoptar una perspectiva optimista puede parecer difícil, pero no tiene por qué serlo. Aquí le mostramos cómo ser más optimista, incluso si es naturalmente negativo.

¿Qué significa ser optimista?

Lo has escuchado todo antes: los optimistas ven el vaso medio lleno, mientras que los pesimistas lo ven medio vacío. Pero lo que quizás no sepa es que ver el mundo a través de lentes color de rosa puede mejorar su salud.

Por supuesto, el hecho de que una perspectiva optimista sea buena para usted no significa que sea fácil. Puede ser difícil mantener una perspectiva positiva, especialmente si su inclinación natural es la tristeza y la fatalidad.

Afortunadamente, hay maneras de volverse más optimista. (Sí, incluso en los malos tiempos).

Aquí le mostramos cómo mirar el lado positivo, incluso cuando ve nubes de tormenta en el horizonte.

(Aprende sobre la ciencia y los beneficios de ser feliz).

Optimismo 101

Los optimistas no andan viendo arcoíris y cachorritos dondequiera que van. En cambio, las personas con perspectivas optimistas tienen esperanza y confianza en el éxito y en un futuro positivo. (Por otro lado, los pesimistas tienden a darle un giro negativo a las situaciones).

El cerebro juega un papel importante en esto. Los estudios indican que los estados de ánimo positivos están relacionados con una mayor actividad del cerebro izquierdo. Los estados de ánimo negativos, como sentirse deprimido o experimentar ira o rechazo, se asocian más con la actividad del lado derecho del cerebro, como descubrieron los investigadores en un estudio de 2018 publicado en la revista Transacciones filosóficas de la Royal Society B.

Es muy probable que su cerebro esté preparado para el pensamiento positivo o negativo, dice el psicólogo Richard Davidson, director del Laboratorio de Neurociencia Afectiva de la Universidad de Wisconsin y experto en investigación sobre el lóbulo frontal del cerebro y las emociones. De hecho, la investigación inicial de Davidson encontró que solo el 15 por ciento de las personas no tienen inclinación hacia un lado o hacia el otro.

Pero aunque la genética juega un papel en tu perspectiva, no es lo único que determina quién eres. La experiencia de vida, particularmente en lo que se refiere al entorno familiar de su infancia, también lo hace.

¿Eres optimista?

Eres optimista o no, ¿verdad? No exactamente. Los científicos creen que el optimismo y el pesimismo caen en un espectro.

Los psicólogos llaman a esto optimismo disposicional. Es la medida en que cree que se producirán resultados positivos en el futuro, para usted, para otras personas que conoce y para el mundo en general.

El optimismo también puede variar en cierta medida según el tema y el contexto. En términos generales, los optimistas comparten algunas características comunes. Podrías ser optimista si:

  • Esperas que las cosas salgan lo mejor posible.
  • No permites que una mala experiencia arruine tus expectativas para el futuro.
  • Sientes gratitud por las cosas buenas de tu vida.
  • Ves los desafíos y obstáculos como una oportunidad para aprender.
  • Piensas que cosas buenas pueden venir de eventos negativos.
  • Siempre está buscando formas de aprovechar al máximo las oportunidades.

Hombre haciendo finanzas en casa

RichVintage/Getty Images

Los beneficios del optimismo

Una visión optimista de la vida ofrece otra razón para sonreír: puede beneficiar su salud. La investigación dice que los optimistas:

Además, los optimistas tienden a saber más sobre su salud y sobre cómo estar sanos. Un estudio en el Anales de medicina conductual descubrió que las personas optimistas sabían más sobre cómo y por qué ocurren los ataques cardíacos y los problemas de salud comunes generales para su grupo de edad específico en comparación con las personas que tenían una perspectiva más pesimista.

8 formas de ser más optimista

Si eres un pesimista natural, podrías estar pensando que no tienes suerte. No hay forma de que te beneficies de los efectos sobre la salud del optimismo, ¿o sí?

Es cierto que es posible que aún no esté cosechando los beneficios del pensamiento positivo, pero mire el lado positivo: puede cambiar eso. Hay acciones específicas que puede tomar para aumentar su nivel de optimismo.

Prueba técnicas de atención plena

Es posible que haya escuchado la teoría del pensamiento del cerebro derecho e izquierdo: esencialmente, la idea es que las personas con el cerebro derecho gravitan hacia campos creativos como las artes, mientras que los pensadores del cerebro izquierdo se inclinan hacia campos más analíticos como las matemáticas.

Si bien no hay pruebas de que su naturaleza o personalidad esté centrada en un lado de la mente o en el otro, las investigaciones han demostrado que es más probable que los tipos creativos sean pesimistas o tengan una perspectiva negativa.

Si tiende a caer en la categoría creativa, no se preocupe. En su investigación, Davidson descubrió que el cerebro puede reconfigurarse alterando conscientemente nuestros pensamientos utilizando técnicas de atención plena. Esto puede conducir a un cambio significativo en la forma en que respondemos a las experiencias.

Redefinir el optimismo

Kimberly Hershenson, trabajadora social clínica licenciada, advierte contra la tendencia a asociar el optimismo con la felicidad. No asuma que para ser optimista tiene que negar los desafíos de la vida por completo. Aunque la felicidad puede resultar en optimismo y hace que sea más fácil tener una perspectiva optimista, las dos son completamente diferentes.

Tener una perspectiva optimista no significa que siempre tengas alegría en abundancia o que todo vaya bien en tu vida. En cambio, es una creencia en resultados positivos, incluso frente a pruebas y tribulaciones.

Enfócate en lo que puedes controlar

Puede ser tentador reflexionar sobre el pasado, lo que podría haber sido o debería haber sido. Igualmente atractivo es reflexionar sobre un futuro incierto. Ninguna de estas acciones lo ayudará a adoptar una perspectiva optimista.

Los psicólogos recomiendan permanecer presente en el momento. Esto hace que sea más fácil para ti mantenerte enfocado, centrado y más positivo porque no estás lidiando con hechos desconocidos.

Concéntrese en las cosas que puede controlar ahora. Por ejemplo, si no obtuviste el gran ascenso que deseabas, no te detengas en lo negativo. Concéntrese en lo que puede hacer ahora para alcanzar su meta.

Toma tiempo para ti mismo

Aquieta tu mente y tómate un tiempo para ti, aunque sea solo 30 minutos a la semana. Toma un baño largo, abre un libro, sal a correr o mira tu programa favorito. Lo que haces no importa tanto como lo que te hace sentir. El objetivo es participar en una actividad que sea relajante y que disfrute.

(¿Necesita consejos? Aquí le mostramos cómo crear un plan de cuidado personal, según los expertos).

Practica la gratitud

Pase más tiempo reflexionando sobre los aspectos positivos de su vida que sobre las áreas que le gustaría mejorar. Un diario de gratitud puede ayudar. Intente comenzar su día escribiendo tres cosas o personas por las que está agradecido. Reflexiona sobre por qué estas cosas o personas son valiosas para ti.

(Obtenga más información sobre los beneficios para la salud de la gratitud).

Se bueno

Practique ser amable con los demás, incluso durante momentos estresantes o cuando se sienta desafiado. En muchos casos, ejercer la bondad es más beneficioso para el que da que para el que recibe.

Cortar el pensamiento negativo de raíz

Es normal que los pensamientos negativos se presenten de vez en cuando. Seamos realistas: la vida puede complicarse. La mayoría de la gente no caminará como Mary Poppins todo el tiempo.

Pero Davidson dice que es una buena idea desafiar los pensamientos negativos. Puede pensar: “Tengo cáncer, así que estoy condenado”. En su lugar, cambia ese pensamiento a “Muchas personas con cáncer viven vidas largas y maravillosas”.

Pasa menos tiempo con Debbie Downers

Por último, pero no menos importante, asegúrate de rodearte de personas que tiendan a pensar positivamente. Todo el mundo tiene al menos un amigo o familiar que se queja de cualquier cosa y de todo.

Desafortunadamente, la negatividad puede ser contagiosa, y las quejas crónicas de la tía Alice pueden muy bien contagiarte. No tienes que eliminar por completo a estos quejosos crónicos. Solo asegúrese de tener un grupo saludable de personas que contrarresten la energía negativa que podría enfrentar de vez en cuando.

A continuación, aprenda la poderosa forma en que los terapeutas evitan la ansiedad y la depresión.

Leave a Reply

Your email address will not be published.