Calorías de piña: lo que los nutricionistas quieren que sepas - Mon Wellness

Calorías de piña: lo que los nutricionistas quieren que sepas

La dulzura de las piñas

La piña es conocida por su compleja textura puntiaguda en el exterior y su dulzura característica en el interior.

Es debido a esta notable dulzura que las personas preocupadas por la salud a menudo se preguntan si puede ser parte de una dieta saludable. La respuesta corta es sí.

La piña está llena de vitaminas y minerales y es baja en grasas y sodio.

Siga leyendo para obtener más información sobre las calorías de la piña, los nutrientes beneficiosos que contiene y cómo seleccionar la piña perfecta sin importar la receta que esté preparando.

¿De dónde viene la piña?

La piña, originaria de América del Sur, es considerada la tercera fruta tropical más importante del mundo, después de las bananas y los cítricos.

De hecho, obtuvo su nombre de los exploradores europeos que pensaron que la fruta se parecía a una piña.

En la actualidad, la mayoría de las piñas frescas se cultivan en Costa Rica, Brasil y Filipinas, según la empresa de datos de consumo y mercado Statista.

Información nutricional de la piña

Sabes que la piña contiene una gran cantidad de dulzura con un poco de sabor, pero ¿qué ofrece nutricionalmente? Una buena cantidad de vitaminas, por un lado.

Estos son los nutrientes en una taza (165 gramos) de trozos de piña cruda:

Calorías: 74

Proteína: 1 g (2 por ciento del valor diario recomendado, o DV)

Gordo: 0 g (0 por ciento DV)

Sodio: 2 mg (0,08 por ciento DV)

Carbohidratos: 19,5 g (7 por ciento DV)

Fibra: 2 g (7 por ciento DV)

Vitamina D: 0 ug (0 por ciento)

Vitamina C: 28 mg (31 por ciento DV)

Hierro: 0,41 mg (2 por ciento DV)

Potasio: 206 mg (4 por ciento DV)

Calorías en tus 5 frutas favoritas Infografía02

thehealthy.com, Getty Images

Calorías de piña vs otras frutas

Debido a su dulzura, a menudo se piensa que la piña es una fruta rica en calorías, pero ¿es así?

Hay 74 calorías en una taza de piña, y la mayoría proviene de los carbohidratos.

Cuando se compara con una porción similar de otras frutas, las calorías de la piña se encuentran justo en el medio.

A modo de comparación, la sandía y las fresas contienen 46 y 49 calorías respectivamente, mientras que una taza de mangos en rodajas contiene 99 calorías. Y un plátano tiene 134 calorías por taza.

Pero es importante tener en cuenta que las calorías no son la única medida que debe tener en cuenta al determinar el valor nutricional de un alimento.

“Aunque la comparación proporciona una idea de las calorías, es importante tener en cuenta el valor nutricional y el tamaño de la porción de cada fruta”, explica la dietista registrada Kelsey Pezzuti.

(Así es como se determina el contenido calórico de los alimentos).

Beneficios de la piña

La piña es más que una fruta deliciosa y colorida. Su rico perfil de nutrientes puede ofrecer beneficios para la salud.

Refuerza el sistema inmunológico

“Una taza de trozos de piña ofrece una excelente fuente de vitamina C, que no solo mejora el sistema inmunológico, sino que también ayuda al cuerpo a formar colágeno, un factor vital para la cicatrización de heridas”, explica Pezzuti.

Mantiene los huesos sanos

No es solo su sistema inmunológico el que puede beneficiarse al agregar piña a su plato. Una taza de esta jugosa fruta proporciona una excelente fuente de manganeso, un nutriente que juega un papel clave en la salud de los huesos y tejidos.

“Comer unos cuantos trozos de piña al día puede ayudar a prevenir la pérdida ósea en pacientes con osteoporosis”, añade Pezzuti.

Ayuda a la digestión

Quizás el compuesto más beneficioso que se encuentra en la piña se esconde en su tallo.

“Si bien la piña tiene numerosos micronutrientes que mejoran la salud, lo que los hace verdaderamente excepcionales es su capacidad para ayudar con la digestión, aumentar la inmunidad y combatir el cáncer con un grupo de enzimas, que se encuentran en la fruta y el tallo de la fruta, conocidas como bromelina”. explica Arielle Dani Lebovitz, nutricionista dietista registrada y especialista certificada en educación y cuidado de la diabetes.

Y gracias a la fibra de la piña, los beneficios de la bromelina pueden ir aún más lejos.

“Esta enzima que digiere proteínas puede ayudar a facilitar la digestión de las personas con enfermedad inflamatoria intestinal al reducir la inflamación en el tracto gastrointestinal, y cuando combina estas enzimas con fibra, trabajan en equipo para fomentar una digestión óptima”, dice Pezzuti.

Desventajas de la piña

En términos generales, la mayoría de la gente puede disfrutar de la piña. Pero hay ciertos momentos en los que es posible que desee comerlo con moderación.

Te hace arder la boca

Si ha comido piña, es muy probable que conozca la sensación de ardor en la boca relacionado con la piña. Coma demasiada fruta y podría tener una lengua adolorida y ardiente o manchas en carne viva en las comisuras de la boca.

Tienes que agradecerle a la bromelina por eso. La enzima disuelve la capa protectora de moco en la boca, lo que puede provocar irritación.

Una forma de evitar este desagradable efecto secundario es comer piña con moderación.

Es más alto en carbohidratos.

Aunque los nutrientes que se encuentran en la piña pueden ofrecer beneficios para la salud, a las personas con diabetes a menudo se les dice que eviten esta fruta dulce debido a su contenido de azúcar. Pero ese consejo puede ser infundado.

“Todas las frutas pueden encajar en una forma saludable de comer”, dice Vandana Sheth, especialista certificada en educación y cuidado de la diabetes y autora de My Indian Table: recetas vegetarianas rápidas y sabrosas.

Ella sugiere combinar la piña con una fuente de proteína o grasa de origen vegetal, como nueces o requesón, para evitar un aumento en el nivel de azúcar en la sangre.

Y simplemente ajustar el tamaño de su porción puede ser todo lo que necesita hacer para incluir la piña en su plan de comidas para la diabetes.

“Si necesita controlar su consumo de carbohidratos, puede convertir fácilmente la piña en una fruta baja en carbohidratos simplemente reduciendo el tamaño de la porción a la mitad”, agrega Pezzuti.

Rodajas de piña orgánica saludable

bhofack2/imágenes falsas

Cómo escoger una buena piña

Ahora que ha decidido agregar piña a su plato, es hora de comprar la fruta. Comience identificando cómo se ve y se siente una piña madura.

“Para elegir la piña perfecta, elija una que sea de color verde a amarillo dorado, regordeta y firme con hojas verdes frescas que se sientan pesadas para su tamaño y tengan un aroma dulce”, dice Lebovitz, quien también es autor de ¿De dónde vienen los plátanos?

Asegurarse de elegir una fruta madura es especialmente importante para la piña.

“Una vez recolectadas, las piñas no continúan madurando ni endulzándose; solo se vuelven más jugosos. Esto significa que si las piñas se cosechan antes de que estén maduras, nunca serán dulces”, dice Lebovitz.

Si desea ahorrar tiempo, puede considerar comprar piña enlatada como alternativa a la fresca como una opción hecha para usted.

Si sigue esta ruta, tenga en cuenta un detalle importante: seleccione piña enlatada envasada en su propio jugo, no en almíbar.

“Busque descripciones en la etiqueta como ‘envasado en 100% jugo’ o ‘sin azúcar agregada’ ya que la fruta envasada en jugo contiene menos azúcar agregada que las frutas envasadas en almíbar”, explica Pezzuti.

Si necesita inspiración para cocinar con piña enlatada, pruebe una de estas recetas de piña enlatada.

(Consulte esta guía de frutas y verduras de temporada).

Las mejores formas de disfrutar la piña

La piña fresca en rodajas es deliciosa por sí sola, pero no es la única forma en que se puede disfrutar de esta fruta.

“Prueba asar piña y servirla junto con helado o acompañarla con nueces picadas para el postre”, comparte Sheth. (Bonificación: el acto de asar a la parrilla hará que sea menos probable que la fruta te queme la lengua).

También puedes maridar esta fruta dulce con platos salados.

“Mezcle una lata de piña triturada con guacamole para obtener un aderezo lleno de fibra, o utilícelo como complemento para tacos o como cobertura para hamburguesas”, agrega Pezzuti.

Para obtener el beneficio de toda la piña, asegúrese de incluir también el núcleo. “Puede guardar el núcleo y congelarlo, luego agregarlo a los batidos para aumentar la fibra y la dulzura”, comparte Lebovitz.

Si está buscando probar algunas recetas nuevas de piña, eche un vistazo a esta lista de las 50 mejores recetas de piña. Puede que descubras tu nuevo plato favorito.

Leave a Reply

Your email address will not be published.