13.enero.2020

Sales de Epsom

Después de un día agotador, la mente embotada, el cuerpo cansado y con ganas de relajarte nada más adecuado que un baño de sales de epsom.

Barreño (pies) o bañera (cuerpo entero) ambas opciones son igual de terapéuticas.

 

Hablemos de las SALES DE EPSOM

Las sales de epsom son un compuesto mineral muy rico en magnesio y sulfato (sulfato de magnesio) y aunque se parece a la sal de mesa, sus usos y propiedades son MUY diferentes.

Estas sales promueven el bienestar general del cuerpo y de la mente. O sea que nos van bien tanto física como emocionalmente.

Se le atribuyen propiedades relajantes especialmente para aquellas personas que sufren de estrés, ansiedad o simplemente necesitan relajarse.

Mejora el insomnio y promueve la relajación, sobretodo si añadimos unas gotitas de aceite esencial de lavanda.

Alivia la inflamación y el dolor. Muy indicado para las personas que convivimos con artritis, la artrosis, la fibromialgia, espondilitis, tendinitis, bursitis, los esguinces y todo aquello que tenga que ver con el aparato locomotor – musculo- esquelético.

Y por último diré que ayuda a la desintoxicación, ya que elimina toxinas y metales pesados del cuerpo, gracias al proceso de “osmosi a la inversa” cuando nos sumergimos en agua caliente y las sales de epsom.

 

COMO PROCEDER:

El día que llegues muy cansada a casa o con la cabeza embotada de tanta información, cuando simplemente tengas ganas de “apagar el ruido exterior” de desconectar para conectar o cuando sientas dolor debido a la inflamación de alguna dolencia, cuando quieras eliminar toxinas o simplemente relajarte de verdad aquí tienes DOS OPCIONES:

 

  1. (solo pies) Barreño de agua caliente + ½ taza de sales de epsom + 3 gotas de aceite esencial de lavanda.
  2. (cuerpo entero) Bañera de agua caliente + 1 taza o 2 de sales de epsom + 5 gotas de aceite esencial de lavanda.

 

Recomiendo mientras lo hacéis a título personal, disponer de una luz tenue, un incienso y una vela. Tanto si sufres insom.nio como si no, mucho mejor de noche (ideal para acabar el día).

Yo siempre aprovecho el momento para meditar y realmente desconectar.

Os prometo que esto es como diría mi querida abuela Mariana “mano de santo”.

PD: la marca que os recomiendo es WESTLAB, por ser pura y la mejor que he encontrado. (la compro en Amazon)

 

Recomiendo terminar el baño con una buena hidratación a base de aceites, en especial, el aceite de coco, de germen de trigo o de jojoba, por ser de los más hidratantes.