14.marzo.2019

RETOMONWELLNESS- CAPÍTULO 9: GERMINADOS Y REJUVELAC

Consumir germinados con asiduidad es una excelente manera de revitalizar y nutrir el organismo.

Hablemos de los germinados y del Rejuvelac:

Considero los germinados como un “Alimento Medicina”.

Me parece vital para nuestra salud que vayamos incorporando alimentos crudos, verdes y vivos, a nuestra alimentación, siendo dentro del mundo vegetal, los germinados, los reyes por excelencia.

Consumir germinados es incorporar energía a todas las células del cuerpo, favorecen la salud y revitalizan el organismo.

Son más nutritivos que las verduras, más digeribles que las frutas, más revitalizadores que las hortalizas y además podemos germinarlos en casa de manera fácil y práctica.


Los germinados son uno de los pocos alimentos que ingerimos cuando aún están vivos, lo cual aumenta enormemente su valor nutricional. Las semillas germinadas son brotes llenos de vitalidad. Su excepcional cantidad de nutrientes las hace indispensables en una dieta sana, además de aportar su sabor a numerosos platos.

El contenido nutricional de las semillas germinadas es equiparable al de las frutas y verduras, pero las superan en cuanto a su riqueza enzimática y en clorofila, muy importante por su acción depurativa, anti anémica, revitalizante y antioxidante.

Son muy fáciles de cultivar en casa. O se pueden adquirir ya germinados.

 

SEMILLAS

Una semilla es el embrión de la planta que contiene todo el material genético de esa misma planta para poderse formar como tal.

Las semillas están latentes, es decir, están en un estado en el que no pueden germinar, están como dormidas.

Y que sólo podrán empezar a vivir para convertirse en germinado con una serie de condiciones: agua- oxigeno- temperatura y luz.

 

GERMINADOS

Los germinados se forman durante la germinación de las semillas, es decir necesitamos activar la semilla para que se convierta en germinado. Son las plantas en sus primeras etapas de crecimiento.

El activado consiste en remojar la semilla durante unas 8 horas (dependiendo de la semilla).

PROPIEDADES

Los germinados son alimentos vivos y esto aumenta su valor nutricional que se mantiene intacto hasta el momento en que se come.

Y créeme, las propiedades que tienen a los pocos días de brotar, están en su máximo momento.

 

  • Su contenido nutricional es altísimo ya que son fuentes excepcionales de: PROTEINAS, VITAMINAS, MINERALES, FITOQUIMICOS Y ENZIMAS, y lo más importante: LOS AMINOACIDOS que contienen son las de mayor asimilación para los humanos.
  • Al tener tanta concentración de nutrientes con un puñadito al día basta.
  • Son alimentos, por lo tanto, ayudan a su propia digestión. Resultan adecuados para estómagos delicados y permiten al organismo que descanse y se regenere.
  • Los hidratos de carbono son pre digeridos por las enzimas, que los transforman en azúcares simples más asimilables.
  • Las grasas se transforman en ácidos grasos.
  • Las proteínas se descomponen en cadenas más simples y se transforman en aminoácidos. Y, por tanto, más aprovechables.
  • Las vitaminas igualmente que los minerales se triplican y se vuelven más fáciles de asimilar.
  • El proceso de germinación produce brotes verdes que son muy ricos EN CLOROFILA de alto poder antioxidante.
  • Cuando germinamos en casa, sabemos que no hay tóxicos, ni pesticidas ni químicos.

BENEFICIOS

  • Muy depurativos, facilitan la eliminación de las toxinas y residuos acumulados en el cuerpo y ayudan a evitar enfermedades.
  • Bajo aporte calórico, ideal para dietas hipocalóricas.
  • Fortalecen el sistema inmunitario.
  • Fortalecen el sistema nervioso.
  • Son antioxidantes, combaten los radicales libres.
  • Retrasan el envejecimiento
  • Poder antioxidante, antiinflamatorio y revitalizante.

PROCESO DE GERMINACION

 

Pasan de estar LATENTES A VIVAS.

FASE 1: LA HIDRATACION. / ACTIVACION

Pondremos la semilla en remojo toda la noche en agua filtrada.

Con el agua y la humedad pasa de estar LATENTE a estar VIVA, o sea, la despertamos.

Remojándolas, activamos el ciclo de vida de la semilla.

Al hidratar Disminuyen los ANTINUTRIENTES como los TANINOS, las SAPONINAS, o EL ACIDO FITICO, elementos tóxicos y naturales de la misma planta, cuya función es protegerlas de posibles “ataques” en su hábitat natural.

Las semillas, al ponerse en remojo, duplican su volumen, la cáscara se ablanda y se abre, y las enzimas se activan gracias al agua y al oxígeno,

FASE 2 GERMINACION:

Las sacamos del agua, enjuagamos y la ponemos en un lugar que le dé el aire, en forma de colador y la vamos regando 1 o 2 veces al día para que el agua drene (dependiendo de la temperatura ambiente, brotará antes o no).

A los pocos días de conservarlos en un ambiente húmedo y cálido, los brotes se van alzando hacia la luz en un proceso de intensa labor metabólica que transforma y aumenta los nutrientes que atesoran los granos en su interior.

¡Muy importante comprar semillas QUE GERMINEN!

¡Porque las hay que no germinan! Esta es mi marca favorita: Lilliput Livingfoods

Legumbres y cereales por norma germinan todos.

FASE 3: CRECIMIENTO/ BROTADO

La semilla saca la raíz, se fija y empieza a crecer el tallo, y sale la primera hoja.

Importante comérselas antes de que salga la segunda hoja, depende un poco de cada semilla, algunas tardan 3 días, otras 4, la quínoa es la más rápida de todos 15 minutos.

Aquí es donde se sintetizan las vitaminas.

CANTIDADES A COMER:

La cantidad ideal para mí sería un puñado cada día, (un puñado que quepa en la palma de tu mano, sin pasarse) porque nutricionalmente son muy densos.

COMO COMER LOS GERMINADOS:

Si son germinados de vegetales como por ejemplo: fenogreco, alfalfa, brócoli, kale, cebolla, puerro … NO COCINARLOS, TAL CUAL CRUDOS, porque perdería todos esos maravillosos nutrientes…(pero pueden acompañar un plato cocinado, y así tendríamos el equilibrio perfecto).

Si son germinados de legumbres o cereales (lentejas, quinoa, mijo, grabanzos …) hay la opción de escaldarlos 10- 15 minutos al fuego, o comerlos crudos tal cual, ya que con la germinación se ablandan y quedan muy bien en ensaladas, por ejemplo.

NOTA: prueba las dos maneras, y observa cual te sienta mejor, ya que hay personas que la versión legumbre o cereal crudo no le sienta muy bien. En mi caso las lentejas germinadas de 4 días no requieren cocción , están buenísimas crudas tal cual en una ensalada.

AÑADE GERMINADOS:

  • En el batido
  • En una ensalada como topping
  • En una crema como topping
  • En una tostada de aguacate, hummus o cualquier paté vegetal.
  • Como acompañamiento de cualquier plato y sea verdura, o proteína animal o vegetal.
  • Pan esenio

 METODOS DE GERMINACION:

 A continuación, te presento 3 métodos diferentes:

 BOTES DE CRISTAL,

Se pone una pequeña cantidad de semillas en el frasco (la cuarta parte del frasco) y se cubre con 3 veces su volumen de agua.

Se guarda a oscuras a 15-20ºC y se dejan hidratar toda la noche.

Al día siguiente, se retira el agua, se tapa el frasco con una gasa o tela y se guarda al abrigo de la luz.

Una vez al día se escurre el agua, se cuelan y se vuelven a tapar y a dejar a oscuras.

En 4 o 5 días tendremos los germinados. Cuando ya estén listos, deberemos poner el frasco en un lugar donde le llegue luz solar para que los brotes activen su clorofila y se pongan verdes.

Para conservarlos, lo mejor es meterlos en un recipiente cerrado herméticamente en la nevera, con papel de cocina en la base o un paño fino de algodón que absorba la humedad.

COLADOR:

Remojar las semillas toda la noche

Lavar, colar y dejar en el colador, dentro de un bol con un paño de cocina por encima

Las lavamos cada 12 horas y retiramos el exceso de agua

Dejarlas reposar en un lugar tranquilo, aireado y seco.

No quiere luz directa.

BOLSA DE GERMINACIÓN

Es el mejor método, y el más fácil, se hace con bolsas de tejido de cáñamo o lino, o nylon, aceptan muy bien la humedad, más indicado para legumbres y cereales.

QUE PODEMOS GERMINAR:

VEGETALES:

  • ALFALFA
  • TREBOL ROJO
  • FENOGRECO
  • RABANITO
  • BROCOLI Y COLES
  • COL KALE
  • ……..

LEGUMBRES:

Para que te hagas una idea, los cereales y las legumbres germinados son granos mucho más digestivos y asimilables para nuestro aparato digestivo. Al estar germinado su composición bioquímica es mucho más sencilla y amigable con nuestro cuerpo. A muchos de nosotros las legumbres no nos sientan bien o nos es difícil digerirla, germinándolas logramos que la propia legumbre este pre digerida con lo cual se hace mucho más asimilable.

Si crudas no te sientan bien, podemos escaldarlas en agua hirviendo 10-15 minutos.

  • LENTEJAS
  • JUDIAS MUNG
  • AZUKI
  • GARBANZOS
  • GUISANTES

CEREALES:

  • QUINOA
  • MIJO
  • ARROZ
  • AVENA
  • TRIGO SARRACENO

 MUCILAGINOSAS

 Con 15 o 20 minutos de remojo es suficiente.

  • CHIA
  • LINO
  • TRIGO SARRACENO

A mí personalmente me encanta hacer en casa el pan de trigo sarraceno.

Para ello, activo, es decir, remojo el grano solo 30 minutos (no necesita más) y lo dejo germinando 3 días aproximadamente. (lo riego dos veces al día)

Una vez germinado ya estará listo para la receta.

 

 REJUVELAC

 Los pilares de una alimentación viva y enzimática son los germinados y los fermentos, pero ¿y si unimos ambos? Si fermentamos los germinados obtendremos una maravillosa bebida, el Rejuvelac.

El rejuvelac no es más que el líquido resultante de un puñado de germinados en remojo 24h y 48 h.

Un líquido además fermentado y repleto de prebióticos.

El proceso de fermentar los germinados en agua produce una alta actividad enzimática, que ayuda a la producción de las bacterias beneficiosas Lactobacillus.

Tomar probióticos es clave en una alimentación sana y viva, y la forma más fácil y barata de hacerlo es preparando Rejuvelac en casa. Tomar esta bebida fermentada de manera regular nos aportará lactobacilos, enzimas digestivas, proteínas, vitaminas del grupo B y vitaminas C y E. Además, obtendremos otros muchos nutrientes dependiendo del germinado que estemos utilizando para su elaboración.

 

  • Una vez tengas los germinados, añádelos a un bote o jarra de cristal que esté limpio.
  • Llena el bote o la jarra con agua y tapa la boca con una gasa o trapo de cocina para evitar que se contamine y al mismo tiempo permitir el paso de aire.
  • Coloca el bote tapado con el agua y los germinados en un lugar de tu cocina donde no te moleste, no le dé la luz directa y a temperatura ambiente (20-22ºC).
  • Deja fermentar durante 48 horas. Pasado este tiempo notarás que el agua se ha tornado algo turbia y que hay un ligero burbujeo.
  • Ya está listo para colarlo y probarlo. El sabor es algo ácido, como a limón.
  • Mételo en un bote tapado en la nevera durante una semana máximo.
  • Consúmelo sólo, con limón, con zumo de hierba de trigo, o añadido a tus batidos y zumos verdes.
  • Es muy rico en probióticos.
  • Altamente digestivo
  • Elimina los gases
  • Mantiene limpio el intestino
  • Mejora el sistema inmune
  • Rico en micronutrientes y enzimas
  • Rico en aminoácidos
  • Idóneo para problemas de colón y estreñimiento.
  • Se considera aliado de la belleza, rejuvenecedor natural.
  • El rejuvelac, tiene un sabor no del todo agradable, por lo que mi recomendación es tomarlo como parte de una receta, por ejemplo, en patés, quesos, zumos, licuados etc. Una buena idea puede ser añadirlo en el zumo de la mañana. De esta forma camuflarás su sabor, pero te beneficiarás de sus múltiples beneficios.

 

(Extracto de la web de conasi): Propiedades de las semillas más conocidas para germinar

  • Albahaca: llamada en la antigua Grecia “La hierba de los reyes”. Muy rica en vitaminas A y B1, energética, favorece la digestión.
  • Alfalfa: vitaminas; B1, B2, E, K, D, minerales: fósforo, calcio (5 veces más que la leche), magnesio, potasio, azufre, muy proteíca, ideal en procesos de anemia y osteoporosis.
  • Ajo: Sus germinados tienen efectos antibióticos y antihipertensivos (hipertensión) y previenen el cáncer de estómago. No hay que confundirlos con los brotes de los bulbos de ajo (que también son muy saludables).
  • Azuqui: muy rica en proteínas, hierro, calcio, potasio, magnesio, fósforo, vitaminas B1, B2, B3, A y C. Reguladora del colesterol, además ayuda a limpiar la sangre e hígado.
  • Berro: muy rico en vitaminas A, B1, B2, B3, D, C y minerales. Ideal para limpiezas intestinales y remineralizarse. Especialmente indicada en procesos anémicos, bronquitis, reumatismos, procesos anti-nicotina, etc.
  • Brócoli: vitaminas; A, B, C, E, minerales potasio, calcio, yodo, magnesio y azufre entre otros. Proteje la flora intestinal y aumentan las defensas del sistema inmunitario.
  • Cebolla: vitaminas: A, B, C, muy rica en aminoácidos, enzimas y minerales como calcio, potasio, fósforo y azufre, antiséptica, antibiótica y diurética, ayuda a limpiar nuestro organismo.
  • Colirábano: De la familia de las crucíferas, como su nombre indica es un cruce de col y rábano. Tiene más contenidos fenólicos que glucosinolatos y protege frente al estrés oxidativo de las células (anticancerígena) y enfermedades neurodegenerativas.
  • Col Lombarda: Antioxidante, con propiedades laxantes por su alto contenido en fibra.
  • Fenogreco ejerce la triple función de limpiar la sangre, riñones e hígado, regula el apetito, recomendado en procesos anémicos y debilidad psíquica, rica en proteínas, hidratos de carbono vitaminas: A, D, E, grupo B, minerales; fósforo, hierro, calcio, magnesio y azufre.
  • Garbanzo: rico en hidratos de carbono, proteínas, vitaminas C, E, minerales: hierro, calcio, magnesio, potasio. Regula el colesterol, tiene propiedades similares a la insulina, especialmente indicado en enfermedades coronarias, riego sanguíneo, cansancio mental y procesos de falta de flexibilidad muscular.
  • Girasol: rico en proteínas, carbohidratos, vitaminas: A, B, C, D, E, minerales; magnesio, fósforo, potasio, hierro y calcio. Ideal para deportistas, procesos de convalecencia, de gran ayuda a los dolores musculares y sistema nervioso.
  • Guisante: vitaminas: A, B1, B2, PP, D, no contiene prácticamente grasas. Minerales: potasio, fósforo, calcio, hierro. Estimulador del sistema inmunitario.
  • Hinojo: diurético ayuda a la eliminación del agua y grasa sobrante de nuestro cuerpo.
  • Judía Mungu: (soja verde) vitaminas: B1, B2, B3, E, A, C, minerales: hierro, calcio, potasio, magnesio, fósforo, especialmente indicada para reducir el colesterol y limpiar la sangre.
  • Lenteja: existen diversos tipos de lentejas, en general contienen mucha fibra, vitaminas: A, B1, B2, B3, C, E, minerales: potasio, hierro, calcio, fósforo, etc. Muy indicadas en procesos de arteriosclerosis, limpian la sangre.
  •  MOstaza:vitaminas: A, B y C, minerales: calcio, hierro y fósforo, ayuda en procesos febriles, resfriados, dolores musculares además de limpiar la sangre.
  • Puerro: Combaten el colesterol y son digestivos. Útil también para combatir infecciones urinarias y cistitis y prevenir cálculos renales. Antiséptico.
  • Rábano daikon: contiene una gran concentración de vitaminas: A, B1, B2, C, PP, minerales: hierro,.potasio, calcio, magnesio, sodio y fósforo. Es antiséptico, fortalecedor de la musculatura, ayuda a la secreción de los jugos gástricos y al sistema inmunitario.
  • Rúcula: muy rica en vitamina A y C, minerales: calcio, hierro, fósforo y magnesio. Abre el apetito, diurética, regenerativa y fortalece el sistema inmunitario.
  • Soja: rica en lípidos y proteínas, minerales tales como potasio, fósforo y calcio y vitaminas: A, C, E, K y grupo B. Fortalece las arterias, especialmente indicada contra el colesterol y estreñimiento, aporta mucha fibra.
  • Trébol Encarnado:Rico en fitoestrógenos, recomendable para combatir los síntomas de la menopausia.
  • Trigo sarraceno: vitaminas E, F, K, B, minerales: fósforo, magnesio, calcio y potasio. Rico en proteínas e hidratos de carbono. Desinfectante, abre el apetito, regula el colesterol especialmente indicado contra las anemias y el cansancio psíquico.
  • Trigo: rico en hidratos de carbono, proteínas, vitaminas: C, E, B, B 17, minerales: calcio, magnesio, fósforo, potasio y sodio. Energético, ayuda a que el pelo y uñas sean más elásticos y sanos regenerándolos.