30.septiembre.2018

¿ Qué es la inflamación celular silenciosa?

Cuando hablamos de inflamación la mayoría de nosotros pensamos automáticamente en el proceso de respuesta que tiene el cuerpo ante un corte, un golpe o una infección.

Pero cuando se hace llamar “celular y silenciosa”, ¿a qué nos referimos?

Una inflamación es un proceso totalmente natural que desencadena el cuerpo ante una agresión y que lo que externaliza en forma de calor, rubor, tumefacción y dolor.

Desde ese mismo momento nuestro sistema de defensa, las células del sistema inmunológico se ponen manos a la obra y se solventa dicha inflamación.

Hasta aquí todo bien. Pero cuando la inflamación se hace llamar “celular y silenciosa”, ¿a qué nos referimos?

Este tipo de inflamación es imperceptible y por lo tanto asintomática. Eso significa que no nos avisa y que la cosa va por dentro, y que, cuando nos avisa es porque ese órgano o víscera afectado está realmente muy inflamado y a la vez va produciendo un desequilibrio crónico en el cuerpo llegando a causar a la larga enfermedades como la obesidad, la diabetes, elAlzheimer, el Parkinson, problemas cardiovasculares y ciertos cánceres como el de colon, pecho o garganta.

Entonces cabría preguntarse,

¿estoy provocando yo esta infección celular silenciosa?

¿qué puedo estar haciendo repetidamente que la provoque y consecuentemente me inflame?

Para ello es importante conocer las causas y que lo puede prevenir o revertir.

CAUSAS
  • Mala alimentación
  • Stress
  • Insomnio
  • Contaminación
  • Tabaco
  • Drogas
  • Exceso de alcohol
  • Exceso de sol
  • Químicos en la alimentación y la cosmética.

Bajo el punto de vista del doctor Barry Sears, bioquímico y científico de la Universidad de Boston y el Instituto Tecnológico de Massachussets, la mala alimentación es la principal causante de la inflamación celular silenciosa.

Para ello nos propone eliminar de la dieta aquellos alimentos directamente relacionados con la inflamación:

ALIMENTOS QUE INFLAMAN
  • Productos refinados (harinas, azúcares, aceites, margarinas, bollería…).
  • Alimentos procesados repletos de aditivos, conservantes, colorantes y químicos.
  • Grasas saturadas y trans (comida rápida, carnes, quesos, embutidos…).
  • Bebidas carbonatadas repletas de azúcares refinados, colorantes y demás.
  • Carbohidratos simples (harina blanca, azúcar, arroz, pasta, pan, pizza, bollería…).
ALIMENTOS QUE DESINFLAMAN

El consumo de verduras, frutas, algas, cereales integrales, legumbres y proteínas de calidad supone la mejor forma de mantener un organismo sano, desinflamado y con una gran dosis de fibra, manteniendo así una saludable microbiota intestinal.

  • Hojas verdes (lechuga, espinaca, canónigos, escarola…).
  • Cebollas, puerros y ajos. (familia de los alliums).
  • Crucíferas (col kale, lombarda, repollo, rizada, brócoli…).
  • Curcuma: excelente antiinfiammatorio.
  • Semillas de lino y chia, muy ricas en omega 3 y muy antiinflamtorias.
  • Alimentos probioticos que nos ayuden a controlar nuestra microbiota y en consecuencia nuestro sitema inmunológico.
  • Té verde: repleto de polifenoles y antioxidantes.
  • Piña, que gracias a la bromelina la hace una fruta especialmente indicada para la desinflamación.
  • Frutos rojos: (moras, fresas, bayas, granadas, en especial los arándanos repletos de antioxidantes).
  • Omega 3 ya que es uno de los grandes antinflamatorios. (pescado azul, aguacate, aceite de oliva, semillas y frutos secos).
CONSEJOS PARA UNA DIETA ANTIINFLAMATORIA
  • Alimentos ecológicos, de temporada y de proximidad.
  • Mantenerse hidratado con agua de calidad.
  • Utilizar hierbas aromáticas en la cocina (albahaca, romero, cilantro, perejil…)
  • Hidratos de carbono compuestos (cereales y granos integrales, verduras y legumbres).
  • Que las proteínas animales sean de calidad, ecológica, buena procedencia y sin exceso de grasa.
  • Que las grasas no sean saturadas. Sean grasas de calidad, omega 3 y 6.
  • Incluir semillas oleaginosas y frutos secos.
  • Introducir a la dieta zumos y batidos verdes depurativos.

Personalmente opino y añado a este artículo que el gluten y los lácteos son pro-inflamatorios.

El día que decidí dejarlos, mi dolor artrítico empezó a disminuir y mis articulaciones comenzaron a desinflamarse.

Así que te animo a que pruebes cereales sin gluten (arroz integral, teff, trigo sarraceno, quínoa, mijo, amaranto, maíz).

También a que pruebes bebidas vegetales de arroz, avena sin gluten, semillas de cáñamo, teff, almendras, anacardos, etc).

Y, si no puedes vivir sin el queso, te recomiendo que pruebes las maravillas de The livingfood 

Son sencillamente irresistibles.