1.octubre.2018

AÑADE SEMILLAS

Me gustaría empezar este artículo recordando lo sumamente beneficioso que resulta añadir semillas a tu día a día.

Personalmente intento tener, siempre presentes y a mano, las semillas en mi cocina y, junto a los frutos secos, las tuesto y las muelo.

Sobretodo estas semillas:

Chía. Lino. Amapola. Calabaza. Girasol. Sésamo. Cilantro. Comino

PROPIEDADES
  • Tienen un alto contenido en fibra que ayudarán a tu trato digestivo a funcionar mejor y a aliviar el estreñimiento.
  • Estas fibras enlentecen la digestión lo que permite un aumento gradual de azúcar en sangre.
  • Repletas de grasas saludables como el omega 3 que a la vez resulta ser muy antinflamatorio.
  • Contienen alto número de vitaminas y minerales, en especial de vitamina E que nos ayuda a frenar el envejecimiento no solo externo, sino también celular.
  • La mayoría son proteicas, ideales para dietas veganas / vegetarianas.
  • Son digeribles, de asimilación rápida y bajas en colesterol.
  • Nos aportan muchísima energía.
  • Si las combinas bien puedes darle un sabor muy especial a tus platos.

 

ACTIVADO DE SEMILLAS

Las semillas contienen antinutrientes de manera natural para proteger a la propia semilla de una germinación precoz en un entorno poco favorable.
Estos antinutrientes son los que deberíamos eliminar antes de consumir la semilla mediante el activado, ya sea utilizando el remojo o el tostado.

Estos son algunos de los antinutrientes más comunes:

  • Ácido fítico: impide la asimilación de muchos minerales y hace las digestiones más pesadas.
  • Inhibidores enzimáticos: se acoplan a las enzimas e inhiben su función metabólica.
  • Taninos y polifenoles: bloquean la absorción del hierro y el cobre.
  • Oxalatos: impiden la absorción del calcio.

 

ACTIVADO POR REMOJO

Consiste en dejar durante unas horas las semillas en remojo junto a agua filtrada.

Este remojado le da “vida” a la semilla y los antinutrientes pasan al agua del remojo.

Por esta razón aconsejo cambiar el agua 2 o 3 veces y sobretodo enjuagar bien al final.

Una vez hecho el remojo las podríamos consumir tal cual, o bien dejarlas germinar, o secarlas al horno, al sol o bien en el deshidratador.

 

ACTIVADO POR TOSTADO

Las semillas y los frutos secos no deberían comprarse tostados, entre otras razones porque ya vienen con mucha sal y a saber con qué aceite lo han tostado y a que temperatura.

Pero lo que si podemos hacer es tostarlos ligeramente en casa con una sartén.

A fuego lento/medio, y no más de 5 minutos controlando muy bien que no se quemen y removiendo continuamente con una espátula de madera.

Las puedes tostar y consumirlas tal cual o bien molerlas y espolvorearlas en tus cremas, ensaladas o platos deliciosos.

Yo tuesto la cantidad para un día máximo dos, y lo guardo en la nevera en un recipiente de cristal.

No me cuesta nada cada día mientras hago la comida tostar semillas 5 minutos.

Son tan versátiles que casan bien con cualquier plato.

Hoy mismo hice un arroz integral con verduritas y tosté y molí este mix delicioso de semillas:

  • Un puñadito de semillas de calabaza
  • Un puñadito de semillas de girasol
  • Un puñadito de semillas de sésamo
  • Un puñadito de semillas de comino

Una combinación muy especial que seguro le dará a tus platos un sabor delicioso.

 
Lo mejor de todo es que cada día añado a mi dieta semillas, fuente de proteína, vitaminas, minerales y grasas saludables. Muy completas.

A continuación, te nombro mis favoritas:

  • Semillas de chía:

Alto contenido en fibra. Saciantes. Y repletas de omega 3. Función antiiflamatoria. Alto valor proteico. Rica en magnesio y Zinc.

  • Semillas de lino

Ricas en fibra. En omega 3 y 9. Mejora la función intestinal. Estabiliza niveles hormonales. Alivia dolores menstruales y pre menopaúsicos.

  • Semillas de sésamo

Fuente de vitamina B. Gran cantidad de magnesio y zinc, calcio y fosforo. Ideales para agotamiento físico y mental.

  • Semillas de amapola:

Gran fuente de calcio. Repletas de vitamina A (cuidado del cabello, uñas y piel). Intervienen en el sistema nervioso como sedante natural.

  • Semillas de calabaza:

Ricas en vitamina B, ácidos grasos y minerales. Contienen L-triptófano (antidepresivo natural) reduce colesterol en sangre.

  • Semillas de girasol:

Ricas en ácidos grasos y muy saciantes. Gran cantidad de selenio. Ideal para deportistas. Previene la anemia. Controla la hipertensión.

Así que ya lo sabes, no cuesta nada añadir semillas a tu vida. Tostadas o remojadas, no te olvides nunca de activarlas.

Tenlas siempre a mano y dale a tus platos un toque diferente.

Por ejemplo: con una mezcla de frutos secos y semillas de comino o de cilantro… ¡tienes el éxito asegurado!